Brasília, 20 de outubro de 2019 - 19h41
La intervención militar en Venezuela y sus impactos a la región

La intervención militar en Venezuela y sus impactos a la región

12 de abril de 2019 - 08:00
Compartilhar notícia:

Marcelo Rech

Los rumores en torno a una posible intervención militar como alternativa al derrocamiento del presidente venezolano Nicolás Maduro, siguen ganando fuerza. La paciencia de los Estados Unidos parece haber llegado al límite. El desafío ahora es saber cómo la región irá comportarse.

América del Sur ha demorado décadas para consolidarse como una zona de paz y seguridad. Hay un activo importante en juego que parece relegado a un segundo plano. Para los Estados Unidos, poco importa como todo eso podrá terminar, contando que Maduro sea apeado del poder.

A pesar de la semejanza de las apreciaciones por parte de Brasília y Washington en cuanto a la crisis venezolana, para Brasil es fundamental mantener una posición que refuerza los preceptos de paz, prosperidad y estabilidad. Para la Casa Blanca, vale lo “cueste lo que cueste” sin importar las consecuencias.

En cuanto los instrumentos diplomáticos de presión dejan a Venezuela cada día más aislada, Donald Trump, prefiere escalar las tensiones creando una amenaza real que puede terminar en un baño de sangre. A lo largo de los años, los colectivos y milicias vinculados al régimen chavista, se han armado para defender al gobierno. Son grupos que nadie controla y que partirán para el todo o nada.  

La tendencia es de empeoramiento significativo de las cuestiones humanitarias, sobre todo en las zonas fronterizas de ese país, incluyendo, claro, al Brasil. La percepción es que los Estados Unidos ahora se sienten cómodos para intervenir sin observar cualquier limitación legal, como a la época en que derribaban gobiernos e instalaban títeres en sus lugares.  

Se observa un incremento en la presencia de las agencias de inteligencia norteamericanas en toda la región y ese escenario alimenta las preocupaciones en torno de una ocupación blanca, la antesala de una intervención militar. Bajo Trump, Washington parece igualmente cómodo en la promoción activa de la idea de extender su presencia militar en América Latina, incluso en territorio brasileño.   

La resolución de la crisis venezolana no passa por ultimátum o amenaza. Y eso no interesa a los países de la región. No ganamos nada con eso, pero seremos los que tendremos que administrar el caos cuando sea instalado.

Por otro lado, cabe destacar la omisión de los mecanismos regionales (OEA, CELAC, UNASUR, MERCOSUR) y de la propia ONU, que parece fingir que no hay un conflicto en América del Sur.

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa, Terrorismo y Contrainsurgencia, Derechos Humanos en los Conflictos Armados y Diplomacia de Defensa. E-mail: inforel@inforel.org.